viernes, 21 de septiembre de 2012

La historia de mi maternidad I

Hoy quiero comenzar por fin a contar porqué necesité escribir este blog. Otras ya os habeis lanzado antes que yo, y después de haber leido el post de mi alma gemela, Netzi, con el que me sentí completamente identificada, creo que es hora se sacar esto (que sólo empezar estas tres líneas ya me está poniendo dolor de estómago).
Una visita a la Alpaca que acaba de publicar, y ya me encuentro más animada. Me aplico su "Take a smile" y continuo...
Empezaré casi casi por el final (este año, annus horribilis) y terminaré por el final feliz, así nos quedamos todos contentos y felices de la vida.
Este es el comiento y será el final de la historia: Tras tres meses de tomar Cerazet (píldora anticonceptiva compatible con la lactancia), en enero de este año decidimos dejarla. El 2 de febrero viene la roja y empezamos "a disfrutar el amor a lo loco", jajaja. Como somos de Apunten-Disparen-Preñamiento, hacemos un tes de embarazo el 17 de marzo que sale positivo, el mismo día que al peque le sale su primer diente con 11 meses (sí, he dicho el PRIMER diente, con 11 meses). Locos de alegría y de 6 semanas, pedimos cita para la primera ecografía para el 4 de abril (que estaríamos de 9 semanas) y se lo vamos contando a todo el mundo. En noviembre seremos papás de nuevo, nuestro nuevo bebé ya está en nuestra mente, ¿será niña? "uy, igual quiero otro niño, que así con un poco de suerte, mi marido se anima a buscar la niña y tenemos tres".
El 2 de abril, nuestro peque hace un año, ¡¡bien!! Maravilloso cumple. Celebrando uno y con otro en camino. ¡¡¡Yuju!!!
Llega el 4 de abril (miércoles santo), sale mi marido de trabajar, nos vamos a 100 km, dejamos al peque con sus abuelitos y a las 9 de la noche en la consulta de mi gine, que es así de trabajadora. Estabamos esperandola en la consulta todo emocionados, pasamos al potro y cuando hace la eco, y le estamos diciendo que estamos embarazados de 9 semanas, su cara se pone como un palo y nos dice que "no nos puede dar buenas noticias". Yo me petrifico, se me hiela la sangre, el tiempo se para, mi corazón no late y nos empieza a explicar: "veis, aquí tenía que haber un saquito, pero no hay nada. Puede que sea una mola, que pasa una de cada 1.000 (o no sé cuántas veces dijo). Vamos a controlar la beta y la semana que viene repetimos la ecografía y veremos lo que ocurre, puede que haya un embrión o no". Nos invita a buscar una segunda opinión, para que nos aseguremos.
Salimos al portal y rompo a llorar. Estoy destrozada. Mi marido me dice que aún puede que haya un bebé y no lo haya visto, hay que esperar y mantener la fe. Eran las 11 de la noche. Ibamos a quedarnos en casa de mis suegros la semana santa, pero yo quiero irme a mi casa con mi nene y mi marido y esperar allí. Recogemos al peque, yo espero en el coche, porque no quiero ver a nadie (estaba toda la familia política esperando a ver la eco de un nuevo panecillo).
Por mi mente pasan cosas como: ¿por qué me ha pasado esto a mí? "Vamos bebé, crece, sé fuerte". ¿Yo qué he hecho mal?
Nos vamos a nuestra casa, los tres. Llegamos como a la 1 de la mañana o así, nos acostamos y rompemos a llorar. Pero tenemos que esperar, mantener la esperanza... ¡es muy difícil!
A mi madre ni la llamé, esperaba mi llamada desde anoche para decirle el resultado de la eco. Me empiezan a llamar al móvil, pero no quiero hablar con nadie, ni ver a nadie, ni nada de nada. Quiero estar con mi familia, los tres solitos, los tres. No tenía fuerzas para contarselo a mi madre. Creo que el jueves o el viernes, por fin se lo conté, llorando.
El sábado, volvemos a la ciudad de mi marido. Me hacen una beta: 116.900 ud. Coincide con una cantidad propia de embarazo.
El lunes, otra beta: 156.440 ud. Sube, ay, qué emoción, si sube es que hay bebé. Recuperamos la esperanza.
"Luchamos" para que nos den una cita en el mejor ecografista de la ciudad de urgencia. A este hombre, las mujeres le piden las citas cuando la mujer se hace el test de embarazo y sale positivo, no os digo más. Lo conseguimos gracias a mi suegra, que es médico (Y NO VEAIS LO BIEN QUE VIENE, en todas las familias tenía que haber alguien médico). El martes 10, casi una semana después, nos hacen esa eco, aún con esperanza. El ecografista se esmera, busca en todas partes un embrión, pero nada. No hay nada, no hay embrión, no hay bebé en noviembre.
El 12 de abril, me hacen el legrado, todo va bien. Sin complicaciones ni dolores, ni molestias ni nada. Pero con el alma rota. "Al menos", pensamos, "no había ningún embrión". Pero el bebé que nacía en noviembre se desvanece, "se va al cielo". Es una sensación rara perder a un hijo que sólo existió en tu mente, no llego a existir fisicamente.
Pasamos un mes malo, malo, malo. Encontrandonos a todo el mundo y diciendole lo que ha ocurrido, y esas frases de "no pasa nada" "sois muy jóvenes" "bla bla bla, bla bla bla". Nadie te deja llorar, nadie te dice que lo siente y que está ahí para lo que necesites, sólo te dicen "bueno, pronto tendrás otro". ¿Otro? Sí, pero YO ACABO DE PERDER A UN BEBÉ. Cuando a alguien se le muere su marido a que no le dices: "no te preocupes, eres muy jóven, ya tendrás otro". No, le dices que le apoyarás y que poco a poco lo irá superando. Pero tiene que superar su duelo, llorando, hablando o lo que sea.
¿Perder a un bebé en estado de gestación es como perder la cartera o qué? Hasta que no lo vives, no sabes lo que es. Por eso, pido a todo el mundo que lea el post de Netzi. Y que cuando una mujer os cuente que ha tenido una pérdida gestacional, tengais mucho más cuidado, porque ella está sufriendo mucho.




26 comentarios:

  1. Que razón tienes, yo lo he pasado 3 veces. Hoy tengo eco para ver como me han quedado las cosas por ahi dentro porque el último aborto como sabes fué hace 2 meses. Yo la verdad que lo he ido llevando mejor cada vez, la primera fué la más dura, no podía pasar de llorar y todavía recuerdos escenas sentada en el baño sangrando y llorando, o cogiendo los "trozos" ensangrentados grandes como un higado de pollo y metíendolos al congelador porque me resistía a tirar por el water o a la basura aquello que podía ser el cadáver de mi bebé(lo siento por lo gráfico y gore de la escena). Te dicen que cuando ya consigues ser madre se te pasará, pero no es así. Lo llevas mejor está claro, pero pasar el embarazo con miedo de que se pierda, no lo disfrutas igual que con la inocencia de la primera vez, y tienes tu bebé (bebés en mi caso, gracias a Dios) y eso calma todo corazón, pero no olvidarás nunca los bebés que perdiste. UN besito guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, nunca se olvidan los bebés que pierdes. Otro día hablaremos del embarazo después de una pérdida, que ya no es igual como cuando todo va como la seda.
      Y doy gracias a Dios cada día por mi peque y por mi marido, que están conmigo.
      Se pasa un poco, pero no se olvida...

      Eliminar
  2. Lo siento muchisimo y estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. No se si lo habras leido en mi blog, pero hace 2 años estando embarazada de mellizos de 16 semanas y tras una biopsia corial porque a uno de mis mellis le salio alto riesgo en el screening del primer trimestre, tuve la maldita suerte de que me tocara el 1% de complicaciones y sufrí una corioamnionitis (infeccion de la placenta) y con 16 semanas perdi a mis dos angelitos, pasando por una fuerte hemorragia, un parto de 5 horas, un legrado, muchos dias de antibioticos y un dolor en el "alma" indescriptible que solo puede entender alguien que ha pasado por una situacion asi. Yo no quise ver a mis pequeños angelitos pero aun tengo en la cabeza las imagenes de sus ecografias y ahora mismo que me acuerdo de ellas no puedo evitar llorar porque aunque no los tuve entre mis brazos nunca podré olvidarlos y cuando su hermanito que ahora está dentro de mi pueda entender, le hablaré de ellos y estoy segura de que ellos dos desde el cielo estarán protegiendo a mi pequeñin.
    Superar todo esto no fue facil, porque para mi es lo mas doloroso que me ha pasado en la vida y en mi caso al no tener pareja yo preferí superarlo sola. Mis padres no lo entendieron, pero con ellos conmigo tenia que estar fingiendo que me encontraba mejor para que no sufrieran y asi no iba a superarlo porque como me dijo el psicologo, yo tenia que pasar por el duelo de haber perdido a mis dos hijos para poder superarlo y asi lo hice, llorando cuando el dolor me desgarraba el alma "a mis anchas" y cuando me lo pedia el cuerpo y a la vez intentando poco a poco cuando mi cuerpo me lo iba pidiendo hacer cosillas, pero porque yo lo decidia no porque me lo dijera nadie.
    Al principio todo me hacia "daño", ver embarazadas, oir una canción, ver mi barriga que tardo mas de un mes en volver a quedarse plana, ver la indiferencia de muchas personas y oir los comentarios inapropiados o fuera de lugar de otras, ver mi lugar de trabajo que fué donde los perdí.....
    En fin, que fueron pasando los meses, la vida siguió, yo me recuperé fisicamente y mi ilusión por ser madre seguia ahí y sin olvidar en ningun momento a mis dos angelitos, decidí seguir para delante y volver a intentarlo y esa ilusión ha sido la que despues de dos años y tras 6 intentos mas con muchos negativos, dos bioquimicos y un aborto precoz, me ha traido hasta aqui y hoy a despues de 34 semanas puedo decirte que soy la mujer mas feliz del mundo y que aunque no he disfrutado de este embarazo hasta mediados del 2 trimestre por miedo a que me pasara algo parecido, después he dejado los miedos a un lado, porque mi pequeñin y yo nos merecemos disfrutar de estos meses juntos tan bonitos y ademas ¿por que me va a volver a pasar algo a mi o al peque? Yo creo que siendo positivo las cosas sientan y pasan mejor y espero que estas 6 semanas que me quedan sigan siendo tan preciosas como las anteriores y por fin tenga a mi peque en brazos.
    En mi caso el tiempo y la ilusión por una nueva vida creciendo dentro de mi ha "curado" la herida, pero la "cicatriz" siempre siempre la tendré ahí, porque mis angelitos existieron y nunca podré olvidarlos ni quiero olvidarlos, porque superar su perdida no consistio en olvidarlos o hacer como que no habia pasado, al contrario, fue aceptar que había pasado, sufrir y superar su pérdida y seguir viviendo y luchando por conseguir mi sueño de ser mamá.
    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento muchísimo. Es una historia muy dura la tuya y como decía, tú puedes hablar de cómo es el embarazo después de una pérdida, doble encima.
      Pero ahora, a disfrutar, dentro de muy poquito ya tendrás a la alegría hecha persona en tus bracitos y nada te parecerá difícil, porque ya has pasado lo más difícil que se puede pasar en la vida.
      Me alegro mucho por ti y te deseo una feliz maternidad!!!

      Eliminar
  3. Lo siento muchísimo! estoy muy emocionada con esta entrada. Yo no he pasado por esto, aunque sabes que mi lucha tampoco está siendo fácil. De lo que sí puedo hablar es de la gente, que intenta animar y no se hacen una idea del daño que hacen.
    A mi, nunca, ni antes de conoceros, se me hubiera ocurrido decir a alguien que ha perdido un bebé que ya tendrá otro, por dios!! Qué falta de sensibilidad!!
    Espero que en breve nos des tú también una buena noticia, que no te hará olvidar lo que has pasado, pero conseguirá que quizá duela un poco menos.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Trax. Ya sé que lo tuyo también lleva un sufrimiento, pero por aquí lo compartimos todo y se hace menos pesado.
      Muchos besos!!!

      Eliminar
  4. Siento mucho el dolor que habéis pasado.
    Yo no puedo saberlo, aunque sí imaginarlo.
    Sobre los ánimos y palabras de la gente, aunque lo hagan con su mejor intención, hay veces que quedarse en silencio ayuda mucho más, un abrazo y no decir nada...
    Espero que encontréis paz al recordar a esos bebés que ya no están.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maribel, tus palabras reconfortan. Y sí, hay veces que es mejor que te abracen y que no te digan nada. Yo entiendo que es una situación muy difícil y que la gente no sabe que decirte, quizás sólo si te dejaran hablar a ti, si puedes, es suficiente.
      Muchos besos.

      Eliminar
  5. Lo siento mucho.....

    Me gusta tu blog, así que tienes una nueva seguidora ;)

    Un abrazo lleno de buena energía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu apoyo Ana.
      Espero que te guste, aunque no has llegado en la mejor de las historias. Pero a partir del domingo, esto mejora, jajaja.
      Un abrazo también para ti, con alegría!!

      Eliminar
  6. Hola guapa, me has tocado en lo más hondo. En donde no dejo que nadie me toque. Pero mira, vengo, no te conozco de na y mira me tocas. Yo antes de Itziar y Guille tuve un embarazo que no llego hasta lo que consideran como final. Yo no lo perdí. Yo lo llevo conmigo muy dentro de mi corazón. Y no se como explicarlo pero yo no lo perdí, yo se donde le llevo. El está conmigo.
    Bueno te dejo que estoy trabando y se llenan los ojillos de lagrimillas. Pero te digo que la gente es una animal, afortunadamente no toda pero hay animales con más corazón y razocionio que ellos.
    Besos. Te sigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, no es un buen día para aterrizar por aquí, como le decía a Ana. Espero que otro día te haga llorar de risa, ¿vale?
      Muchos besos!!

      Eliminar
  7. Siento mucho todo lo que habeis tenido que pasar, y lo que queda
    para poder seguir adelante. Llora todo lo que puedas y desahoga tu alma para que quede en paz, aunque siempre estará llena por ese bebe que esta en el cielo.
    Lo siento mucho cielo.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Ya vamos superando los malos tragos, sobretodo porque pronto volveremos a intentarlo, con nuevas esperanzas.
      Y muchos besos para ti también.

      Eliminar
  8. No todas las lágrimas son malas. Yo antes de tener al mayor creo que tuve un aborto de poco, porque no me había dado tiempo de hacer el predictor. El mayor vino con problemas y un porrón de años depués con mi nueva pareja decidimos buscar otro. Ufff, en nueve meses tuve tres abortos, uno a los dos y medio, otro al mes y medio y muy parecido a lo que has contado, y el tercero a los tres... medio año después y sin buscarlo demasiado me quedé de mi peque. El embarazo como puedes imaginar con unos nervios de miedo y hasta que no vi al peque fuera no me calmé. Ahora tenemos un peque monísimo. Cuando me quedé embarazada en el primero de los tres abortos, cinco amigas y compañeras de trabajo se habían quedado embarazadas además de yo, además todas teníamos que parir en un plazo de un mes y medio y yo era la primera por fechas... cuando veo a cada uno de esos seis bebes, porque una tuvo mellizas, no puedes imaginar como me siento, pienso que ahora tendría un peque así... también pienso que luego no tendría seguramente a mi peque y tengo que reconocer que no lo cambiaría por nadie, no se, es una sensación difícil de explicar. Así que tenemos que asumir nuestro duelo y dar gracias por lo que tenemos.
    Por cierto, en el tercer aborto yo también hice lo mismo que Cintia y guardé esos coagulos en un bote de cristal, pero en la clinica no lo quisieron para hacer la biopsia. Quería saber porque los perdia a todos. Al final estaba en la habitación con el frasco delante y sin saber que tenía que hacer. Fue muy duro.
    El primer aborto también lo tuve en el trabajo, pero intento no pensar en ello cuando estoy allí, cuando tuve al peque la situación fue más llevadera y pocas veces me traumatiza ya.
    Un beso
    Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tu historia sí que es dura. Y veo que se sale adelante y lo mejor: ¡se tienen más bebés! Qué alegría es eso.
      Muchas gracias por compartirlo. Me gustaría que nos hablases más de cómo es un embarazo después de varias pérdidas gestacionales, se pasa mucho miedo, ¿verdad?
      Bueno, Laura, muchos besos para ti y tus nenes!!!

      Eliminar
  9. Estoy de acuerdo contigo... aunque se esté de muy poquito es una pérdida de un ser al que ya quieres. Sin duda hay que ser muy fuerte para superar algo así.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el bebé en tu cabeza existe desde que tienes un retraso, y eso no concuerda con lo que va pasando por tu cuerpo. Hay que ser fuerte y tener amigos con quien poder hablar de cosas así, ya que en general la gente "procura olvidarlo pronto", pero tú tardas muuuuucho más.
      Besos!!

      Eliminar
  10. Supongo que algunas personas se sienten impotentes y no saben que decir en estos casos y otros tienen la diplomacia y la educación perdidas por algún lugar que prefiero no nombrar.

    Debe ser muy duro (en lo que puedo llegar a imaginar porque no me ha ocurrido)

    Hay feliz final, me alegro aunque estas cosas no se olvidan

    La alpaca se despide con:


    Algunos encuentran el silencio insoportable porque tienen demasiado ruido dentro de ellos mismos


    Autor: Robert Fripp


    mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
  11. No, no se olvida. Pero... poco a poco se va pasando. Y miro a mi bebé y me sonríe y pienso en que algún día, cuando Dios quiera, le daré un hermanito o hermanito (o uno de cada a poder ser, jajaja).
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  12. Mi querida geme... qué decirte que no te haya dicho ya... Eres una persona excepcional y estoy segura de que en menos de nada tendréis otra diana de las vuestras :) y tendrás un embarazo buenísimo y le daréis un hermanit@ a Reckless, que será (si me lo permites) mi sobrino virtual.
    A mi, a pesar de todo el tiempo pasado, me sigue doliendo como ayer. Aún no he sido capaz de escribir sobre mi segunda pérdida, y sinceramente, no sé si podré. Me he pasado unos días muy buenos junto a mi marido, y durante estos días, se han cumplido 5 meses de la segunda mala noticia. Me he sorprendido en el avión intentando aguantar las lágrimas todo el tiempo y no lo he hecho del todo bien. Vuelvo a mi soledad, pero sé que pronto, todo nos saldrá bien a las dos, y nuestros bebés en el cielo, nos cuidarán, a nosotros y a nuestros futuros hijos.
    Te quiero mil, besazos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan tus palabras de ánimo. Y entiendo esas ganas de llorar todo el tiempo, pero se van pasando cuando tienes otras cosas en qué pensar como en volver a intentarlo. Es normal que para ti sea más difícil por estar allí sola, pero pronto, nos empezarán a salir bien las cosas.
      Muchos besos!!!

      Eliminar
  13. ya ves, voy para atrás así que ya se el final :) suerte que tengo porque si no estaría ahora llorando, que yo soy muy llorona.
    Odio ese pensar que no pasa nada. Odio ese bla, bla, bla. No me ha pasado, sí a personas cercanas y es una pérdida muy importante, no entiendo que se le quite importancia. Ese bebé no pudo ser, pero otro sí.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Lo fiu escribiendo para acabar con el final feliz, pero bueno, si lo recuerdas es lo que vale. Pero quedate con esa idea, que el sufrimiento ha ido pasando y pronto, volveremos a la carga!!!
      Muchos besos.

      Eliminar
  14. Llego con retraso (de tiempo) pero yo he pasado por una pérdida gestacional hace unas 3 semanas, y te entiendo y me identifico con todo lo que escribes.
    No he parado de oir 'aun eres joven', 'aun tienes tiempo' y lo mejor (ironía) de todo fue escuchar...."Mejor así". Sin palabras,

    UN besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamento que hayas llegado aquí por esa razón... lo siento mucho, de todo corazón, recibe mi cariño, porque sé lo que se sufre y es mucho.
      Con el tiempo se te irá pasando, creeme, pero no lo olvidarás nunca. Encontrarás mucha incomprensión, pero creo que la gente no dice las cosas con maldad, es que simplemente, no sabe qué decir y dice ese tipo de tonterías.
      Abre tu corazón con alguien que te pueda escuchar, ayuda mucho. Y sobre todo, llora todo lo que necesites, y cuando estés preparada, volveremos a intentarlo.
      Ánimo, besos y por aquí eres bienvenida. (Hay alguna otra mamá o babyhunter que también ha pasado por ello, ve a visitarlas también, si quieres).

      Muchos, muchos besos.

      Eliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios, pero por favor, se respetuoso.

Posts relacionados