sábado, 22 de septiembre de 2012

La historia de mi maternidad II

Cuanto antes acabemos, antes llegamos al final feliz. Pero si no quereis seguir con otro post de sufrimiento, volved el lunes con nuevas aventuras felices.

Después del legrado, me fueron controlando la beta para que cuando llegase a negativizarse volver "a la carga". Nos hablaban de entre 2 y 6 meses, otra gente nos decía que 1 año. ¿1 año? Ni de coña. Beta, ya te puedes bajar del burro o te bajo yo a leches.
¡¡¡Baja ya, pesada!!!
Bueno la beta va bajando bastante rápido, y poco más de un mes después, el 18 de mayo, la beta me da 10 ud. Para que sea negativa tiene que ser menos de 5 o de 2, no lo recuerdo... porque me bajó la regla y decidimos, mi marido y yo, que ya era hora, jejeje. Volvemos a disfrutar del amor "a lo loco".
Otra vez, volvimos a usar el método Apunten-Disparen-Preñamiento, pero ahora estabamos acojonados. Yo no me atrevía a hacer el test de embarazo tres semanas después de la fecha esperada de la nueva regla. Al final, hablando con una amiga, me decidí a hacer el test y pedir cita para una ecografía. El 11 de julio nos hacemos una ecografía en un gine de nuestra ciudad. Yo me pongo a llorar nada más entrar por la puerta de la consulta y el médico se queda flipado. Unos minutos después, consigo contarle lo que nos paso hace (3 meses), y nos dice que si no nos han dicho que hay que esperar un año, y decimos que ni de coña, nuestra gine nos dijo de 2 a 6, hasta que la beta baje. (Para nosotros, 10 es igual a 0). Así que nos tranquiliza y nos dice vamos a verlo. Yo estoy que no repiro desde hace 1 hora o así, muerta, no, cagada de miedo.
Pero hace la eco (yo estaba con las manos tapandome los ojos) y nos dice, "ala, ya puedes estar tranquila, aquí hay un embrión y... (nos pone su latido)". Uffff, respiro, lloro, miro, no me lo creo, lo oigo, suena diferente de cuando oí a mi peque por primera vez. Es un embrión algo más pequeño que la fecha que supuestamente tocaba, pero bueno.
Salimos locos de contentos y ahora sí. Le damos la noticia a nuestros padres, hermanas, tíos y primos. Nada de amigos de momento. Pero vamos, era secreto total, no lo sabían ni nuestros padres.
Unos días después, vamos a nuestra gine, en la otra ciudad y nos vuelve a enseñar el embrión y que está bien y su latido. Por algún fallo, no nos graba la eco, ya nos la dará.
El 27 de julio, tengo la primera eco por la seguridad social. Hacia las 10:30 de la mañana, me acompaña mi madre y el peque. Cuando me hace la eco, veo que tarda mucho (ya soy experta ecografista y no veo moverse las celulitas del corazón del embrión), pasa por mi mente un pensamiento terrible: "no late" y efectivamente, el gine lo pronuncia. No hay latido.
No puede ser, ¿otra vez? Bueno, otra vez, no, en el otro no hubo embrión, pero aquí LO HE VISTO, LE HE OÍDO LATIR y ya no. Mi bebé, se ha ido al cielo, y éste, ha existido en mi mente, nacería a finales de febrero, y físicamente dentro de mi cuerpo.
Salgo de allí, petrificada, todo se mueve despacio. Llamo a mi marido y entre lágrimas le digo, que no late, que no hay latido, se ha parado. Se ha parado hace unos días.
Ahora os voy a contar algo malo, si estás muy sensible o embarazada, NO LO LEAS POR FAVOR.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Yo estaba de 10 semanas y el embrión era como de 8,5 semanas. Era un poco más pequeño desde la primera eco, pero es que, tres días antes de esa eco, yo soñe que me desangraba en la cama.
Después, he leido que otras mamás que han perdido a sus bebés, han tenido ese tipo de sueños antes de que se lo dijeran.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Lloramos la pérdida de otro bebé, que se fue al cielo. Ahora lo sabía menos gente, pero no por ello menos doloroso. De hecho, aquí sí hubo un embrión, luego fisicamente, mi hijo llegó a existir dentro de mí. Soy creyente, y por ello, me da por pensar si cuando suba al cielo, allí tendré un hijo más. Es raro, lo sé, pero con estas cosas, se te ocurren muchas locuras, porque nadie te explica, nadie te dice porqué ha ocurrido.
Otras mamás piensan que su hijo se fue al cielo pero volverá la próxima que se quede embarazada, y a mí nunca se me había ocurrido pensarlo así, pero es bonito, ¿verdad?
Así que ya sabes, bebé mío que te fuiste al cielo, vuelve otra vez conmigo que quiero ver tu carita y sonreir de felicidad.

Muchos besos a todas y... lo peor ya ha pasado, mañana "flashback" al final feliz y todas contentas.

17 comentarios:

  1. Que duro es esto que cuentas, de verdad... dos pérdidas... uuufff...
    Estoy deseando leer el final feliz!!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Mañana llega el final feliz, por fin!! Ya vereis que la historia mejora (aunque en realidad, es el principio de la historia, jajaja).
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Vaya... yo pensé que sólo era lo de ayer y resulta que has tenido que sufrir lo mismo por dos veces.
    Lo siento mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Maribel he tenido mala suerte dos veces, pero a la tercera va la vencida ya lo vereis. Si Dios quiere (como habrás pensado y yo comparto).
      Muchos besos.

      Eliminar
  4. Madre mía...me has puesto la piel de gallina...siento mucho lo que te pasó, de verdad, muchísimo

    La alpaca se despide con:


    Algunos encuentran el silencio insoportable porque tienen demasiado ruido dentro de ellos mismos


    Autor: Robert Fripp


    mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
  5. Por cieto la foto clavada con lo de la Beta, muyyy buena jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que pasa por tu mente en esos momentos, verda?? Jajaja.
      Muchos besos guapa!!!

      Eliminar
  6. Puf yo con la piel de gallina tambien por lo del sueño. Nosotros los musulmanes creemos en los sueños. Tambien que los bebés que mueren van al paraiso todos, bueno bebés y niños. Una mujer que pierde dos hijos o más también va al paraiso por el sufrimiento tan grande que ello supone. Bueno como ya tienes escrito el final feliz que he llegado tarde me voy a leerlo para quitarme el mal sabor de boca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del sueño, me dejó muy mal ese día. Pero mi marido me dijo que no le diese importancia. Sin embargo, todo encajó después. Fue muy desagradable.
      Sí, sí, mejor ve al final feliz...
      Besos.

      Eliminar
  7. Preciosa, ains, como duele.. Pero todo saldrá bien... Estoy seguraaaa!
    De mi segundo embarazo no sabía casi nadie. Lo vimos allí latiendo como un loco de 8 semanas y algo, salimos en una nube. La siguiente, la de las 12 semanas, se había parado a las 9+5. Y era tan precioso... Mi marido ya había aceptado el trabajo en el otro país, la noche antes, yo sólo pensaba, y si va mal? Qué será de nosotros? No tuve pesadillas, después de la anterior ecografía pensé que ya todo tenía que salir bien, nos dijeron que así suele ser una vez que pasas ese punto... Pero salió mal.
    Yo tengo un miedo terrible a volverlo a intentar, si te soy sincera... Pero el deseo de ser madre puede más, así que lo intentaremos...
    Te quiero mil, ya verás q todo irá bien en la siguiente! Estoy segura!
    Mil besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es normal pasar miedo, pero hay otras mamás que han tenido bebés después de pérdidas gestacionales y lo han superado y ahora, o dentro de poco, disfrutarán de sus bebés como lo haremos nosotras muy pronto.
      El deseo de ser madre lo puede toooodo!!!
      Besitos.

      Eliminar
  8. ¡Qué fuerte que eres!

    El otro día hablaba con una amiga que es psicóloga y me dijo que cuando estas embarzada, como lo diría, la sensibilidad o sensaciones aumentan y supongo que ese sueño del que hablas, es como que aumenta el sexto sentido. Me voy directa a la siguiente entrada.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Sólo soy lo fuerte que me ha tocado vivir, hay otras mujeres que sufren mucho más que yo para ser mamás y nunca es un buen trago.
      No sé la explicación para soñar eso, quizás es que estaba muy conectada a mi bebé, y así debe ser. Lo que pasa es que en la siguiente vez, pasaré mucho miedo, aunque estoy segura de que saldrá bien.
      Muchos besos.

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Sí cariño, es duro, pero todo pasa y vienen momentos mejores.

      Eliminar
  10. Jo, pense que solo seria uno y son dos. Lo siento corazón.
    Pero tu entrada de hoy me alegra el dia.
    Animo!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, fueron dos veces. Pero todo pasa y todo llega. Y por fin, esperamos a nuestra nena.

      Besos.

      Eliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios, pero por favor, se respetuoso.

Posts relacionados