domingo, 23 de septiembre de 2012

La historia de mi maternidad III

Y por fin, llegamos al final feliz de la historia, aunque cronológicamente fue el principio de la misma.

Alla por junio de 2009, el día después de una boda familiar, mi marido (entonces novio) me llevó a un sitio mágico, de esos que te hacen trasladarte mentalmente lejos de todo. Y poniendose de rodillas me dijo las palabras más bonitas que he oído en mi vida, sacó un anillo y...
casi un año después, en aquel mismo lugar estabamos celebrando nuestro día más especial (y que repetiría, con él, claro, sin dudarlo, y ya puestos el viaje de novios también, jajaja).
Un par de días después volabamos a Estambul para coger un barco que nos llevó a conocer los lugares  más maravillosos de la tierra, Éfeso, las islas griegas, Atenas... ¡¡impresionante!!!
Yo había dejado de tomar anticonceptivos justo para la boda, y aunque nuestro niño no es "made in Grecia", después de una menstruación, ya sabeis: Apunten-Disparen-Preñamiento. El día de San Lorenzo nos enteramos de que ibamos a ser papás en abril. Alegría desmedida y comunicación a todo ser viviente de la tierra, incluidos los geranios, ¡¡¡estabamos felices de la vida!!! De la vida que fue creciendo dentro de mí.
En la primera ecografía, lo primero que pregunté fue:
- ¿es uno, verdad? ¿es uno?,
- Sí.
- ufff, ohhh qué bonito!!!
Y escuchamos latir su corazón fuerte, el sonido más maravillo de la tierra.
El embarazo fue muy bien, pero me empezaron a bajar las plaquetas. Parece que es normal en el embarazo, pero bajaron por debajo de los límites de riesgo, quizá no podrían ponerme la epidural o incluso tendrían que hacerme una transfusión de plaquetas, así que me programaron el parto.
El 2 de abril de 2011, a las 9.00 de la mañana estabamos en la clínica para ingresar. La noche anterior, cuando elegimos el nombre del peque (por fin!!!), fue como cuando eres niña y esperas la Noche de Reyes. Pero es que el regalo que ibamos a recibir... ¡era nuestro hijo!
Ya tenía dilatado 1 cm desde una semana antes, así que aquello pintaba bien. Monitorizaron al bebé, así que oíamos su corazón tooooodo el tiempo. Me pusieron oxitocina y resultó que las plaquetas estaban en un nivel que no hizo falta la transfusión, mejor. Y con las mismas me eché una siesta. No sé a qué hora, debió ser como a mediodía, me empezaron a doler las contracciones y llamaron al anestesista, Manolo (nunca se me olvidará su nombre). Cuando ya me habían dolido dos contracciones (qué quejica, no aguanto nada), le dije a la matrona: "por favor, dile a Manolo que venga, que si viene rápido le pongo su nombre al bebé" Jajaja.
Bueno, llegó Manolo y me pinchó. No me dolió nada de nada de nada, sin embargo, te meten tal miedo en el cuerpo con "no te muevas ni un milímetro, doblate así y no te muevas" (todo esto... tú estás en pelotas, una matrona te sujeta la cabeza doblada contra el pecho que no puedes ni tragar saliva y tienes al simpático de Manolo por ahí detrás) Creo que es la situación más tensa de mi vida. Pero pasa rápido, y Manolo, anestesista bueno donde los haya, te mete la banderilla y te quedas como una Reina.
Vuelvo a la cama a oír el latido de mi bebé y me duermo otra vez. Unas horas (no sé cuanto tiempo, la verdad) después viene la matrona y te dice ahora ponte de este lado, y me vuelvo a dormir. Y así, entre siesta y siesta, me "mete mano" y me dice:
- ¡Ala, ya estás!
Pero ¿cómo? Si yo no he hecho nada, ¿cómo que ya estás?
- Al paritorio.
¡¡Adios!! ¡Qué ya viene! ¡Qué en unos minutos veré la carita de mi bebé! Increible.
Entramos al paritorio a las 4 menos 10 minutos de la tarde. Tras unos cuantos empujones, en los que yo no sentía nada, pero me decían que empujaba muy bien, super bien, como una jabata, sin episiotomía, ni nada, porque la gine me iba "encerando" aquello y fue fenomenal... llegó al mundo mi pequeñín y le dije:
- ¡¡Te quiero hijo!!
Porque quería que lo primero que oyese al venir al mundo era que alguien le quería y que era una personita deseada y que siempre nos encargaríamos de hacerle feliz.
Precioso no, lo siguiente. Y un parto de cuento, lo sé, dilaté durmiendo, ya veis. Y lo mejor de todo es que cuando me sacaban de allí para llevarnos a la habitación a todo el mundo le iba diciendo:
- Si esto es un parto, yo tengo 20 hijos... (Pero creo que mi marido no se anima, jajaja)

Muchos besos, y enhorabuena a todas por haber soportado dos post tristes y aguantar hasta el del final feliz.

26 comentarios:

  1. Precioso y emocionante tu final final feliz. Solo de imaginarmelo se me han saltado las lágrimas asi que imaginate en mi parto creo que voy a ser un mar de lágrimas de alegria :). Un beso muy fuerte y estoy segura que si es tu sueño volverás a tener otro u otros finales felices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Sí que fue emocionante. Y tú, ve preparando las primeras palabras que le dirás a tu bebé y no las olvidareis nunca.
      Disfrutalo mucho!!

      Eliminar
  2. Puf que diferencia con el parto de Dunia que acabo de leer estos días atrás...con esto dan ganas de tener más hijos, me lo voy a mandar a una amiga embarazada que tiene mucho miedo al parto, jajaja. Y a Manolo hay que mandarle unas galletas o algo que a mi me pusieron la epidural3 veces y las tres fue horrible, la última no lo consegian y me pincharon varias veces y me apretaban tanto la cabeza contra el pecho que casi me la sacan...

    ResponderEliminar
  3. Desde luego que este es un buen final para tu historia. Pero esto no ha hecho mas que empezar! Estoy segura de que en breve nos daras buenisimas noticias, aunque no te aseguro que parto vaya a ser tan genial, jeje
    Un besito!

    ResponderEliminar
  4. Qué guay, pues qué parto más rapidito y genial maja!

    ResponderEliminar
  5. Pues no, eso no se parece ni de coña a ninguno de mis dos "partos", así ya nos hubiera gustado a todas, como dice Cintia, vaya diferencia con el que le tocó a Dunia.

    ResponderEliminar
  6. ¡Feliz final/principio!
    Esta clase de historias son las mejores.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Cintia, sí, sí que hay diferencia con el de Dunia, pobrecilla. A Manolo, se lo agradezco en el alma, ¡un artísta! Estaba por ponerle su nombre al bebé, no te digo más... jajaja. La verdad es que los anestesistas me parecían unos médicos un poco de segunda, pero desde entonces, les considero de primera división, ya que desde que existen, ¡cuánto dolor han paliado! Habría operaciones que no se podrían hacer (no me refiero al parto, claro está). En cuanto a las epidurales, hay historias para todos los gustos, desde fenomenales a tragedias totales, siento mucho que no te entrase bien, porque es... ¡una maravilla de la ciencia!

    Trax, efectivamente es el final y el principio, mi inspiración para tener otro bebé dentro de poco, y que todo salga así de bien!!!

    Madi, no te digo que salí diciendo: "yo así, tengo 20 hijos", eso es verídico total, mi familia se moría de risa.

    Laura, espero que nos cuentes tus partos pronto, los esperaremos en tu blog (ala, ya tienes deberes... jajaja).

    Maribel, muchas gracias, me alegro de que os haya gustado.

    Y para todas, ¡¡¡muchos besos guapas!!!

    ResponderEliminar
  8. Que bonito haberle dicho eso a tu hijo sólo nacer...me has hecho soltar una lagrimillaaaa es que es la frase más bonita del mundo :)

    Y que bien un parto así no??? me lo pido si algún día me toca pasar por ello!!!!

    La alpaca se despide con:


    Aquel que tiene una mente positiva es el que permanece inmune a la enfermedad


    Autor: Thomas Hamblin


    mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, encarga un parto de estos a la cigüeña en el pack todo-incluido.
      A mí me hacía ilusión que eso fuese lo primero que escuchase de mí, lo estuve pensando durante el embarazo. Es precioso.
      Y tomo nota de tu frase, me pongo con la mente positiva y a partir de hoy... seré inmune a la enfermedad!!!
      Muchos besos.

      Eliminar
  9. Qué bonito Magic! Me encanta, gracias mil, sólo por esa idea de algún día abrazar a ese hijo tan deseado, merece la pena intentarlo e incluso tener que pasar por tantos obstáculos!.

    Muchos besos para ti y en especial para ese niño tan bonito! Muas.

    P.D. Sabes si Manolo está dispuesto a viajar al extranjero? Jajaj lo digo xq me lo pido para miiii ajjajaj.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro de que te haya gustado! Guardé lo mejor para el final, jajaja. Muchos besos para vosotros también!!!

      PD: Hablaré con Manolo (en unos meses si Dios quiere), y en cuanto acabe de pincharme te le mando para allá!!!

      Eliminar
  10. Hola, he estado leyendo tus post anteriores....cómo he llorado, aunque ene l segundo me ha gustado lo de que tu hijo está en el cielo. yo tambien soy creyente y pienso igual que tú. Tu hijo, mejor dicho, el alma de tu hijo, esa que él ha conseguido a traves de tí,está arriba. Yo no he pasado por eso y la verdad que temo muchisimo que me pase y mas desde que soy madre, y sé que eso de que quieres a tu hijo desde el momento que te dicen: estás embarazada es cierto.

    Pero la verdad es que quiero concienciarme que si algun día me pasa, mi hijo estará en el cielo, lloraría su perdida, pero me queda esa esperanza de conocerlo en un tiempo..(yo pienso que sí lo conoceras, piensa que es tiempo. Luego está la eternidad..)

    Tengo claro que si me preguntasen cuantos hijos tengo diría dos: al que tengo aqui y al que está en el cielo. De hecho, yo tengo un hermano que no nacio. Se fue al cielo con 5 meses de embarazo. Y mi madre siempre ha dicho: tengo 5 hijos 4 en la tierra y uno en el cielo..ya desde pequeña me dí cuenta que una madre nunca olvida a su hijo. Y admiro a todas las mamas que han pasado por ahi. (y tmabien a los papas). Es la peor situacion que puede existir. Pero a todos me gustaría decirles que son afortunados, porque han sido instrumento para dar alma a un ser, un ser demadisdo especial, tan especial que va directo al cielo, un pequeño que os mira os cuida y os quiere desde arriba.

    Sois una pareja mu fuerte y os felicito por ello. Me alegra mucho el final de tu historia, ha valido la pena llorar para que luego me hagas reir con Manolo y tu situacion de humillacion en pelotas y con las tetas de una sra puestas en tu cara ajajjajajaja

    Disfruta de tu hijo (y los que vengan) y de tu marido.

    Volvere por aqui mama mágica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras Alba, me han emocionado. Y me gusta que tu madre dijese que tenía 5 hijos, porque la verdad es que es un tema tan tabú, que la gente no cuenta esas cosas. Pero sí, yo tengo dos hijos, uno que me vuelve loca y otro que me espera en el cielo.. aunque dentro de poco tendré tres o más, pero primero le harán compañía al revoltoso.
      Muchos besos.

      Eliminar
  11. ¡Qué bonito! creo que todas queremos que a todas nos vaya también como a ti el parto. Procuró no pensar en el parto porque me asusta bastante.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te asustes, porque aunque ahí pasa de todo, lo bueno es que pasa rápido y después tienes de premio a tu bebé. Así que no tengas miedo, porque tienes que estar a tope para poder disfrutarlo y estar "llamando" a tu bebé para que venga a tus brazos.
      Muchos besos.

      Eliminar
  12. !qué bonito! yo también he soltado lagrimilla!! He leido las tres partes y siento mucho que te ocurriera lo que cuentas en las otras dos (mimos), pero me alegro mucho de que tuvieses un parto de cuento y a tu bebé contigo. (por cierto, me encanta la bienvenida que le diste!)
    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras tan bonitas. Sí, esta parte de la historia fue de cuento, es lo bueno de todo, estoy deseando repetirla.
      Besitos!!!

      Eliminar
  13. Ayy! que precioso oir/leer partos así. El mio también fue tan sencillo que a todo el mundo le decía que si eso era parir yo podía tener un bebé cada nueve meses, jajajaja, menos mal que después la realidad nos baja de la nube.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la realidad y en mi caso mi marido, que el pobre, cuando el peque no le deja dormir le pregunta por la mañana: ¿a que quieres ser hijo solo? jajaja
      Besitos!!!

      Eliminar
  14. Que emoción! Es un relato de parto precioso!
    Espero poder contaros el mío en unos meses y que me vaya igual de bien que a ti :)
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estaremos deseando escuchar que tuviste un parto perfecto. Cuidate mucho guapa y a disfrutarlo!!!
      Besitos!!!

      Eliminar
  15. He estado unos días desaparecida y acabo de leer los tres posts del tirón. Me he emocionado muchísimo con los dos primeros. Muy, muy tristes, pero la realidad es esa. Cuando descubres que estás embarazada, la espera... se vive con tantísima ilusión que cuando lo pierdes no puedes ni explicar lo que sientes, se te va un pedacito de tu vida. También esta entrada sobre el parto de tu peque me ha gustado mucho. ¡Qué gozada de parto! Así da gusto!! Cada vez me da menos miedo la epidural, me estáis convenciendo, jejeje. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, por un lado, mejor que hayas leido todo del tirón y así veas que hay un final feliz, para no darte disgustos, que tienes que cuidarte mucho. Espero que la desaparición haya sido por cosas buenas y que te encuentras fenomenal, ya nos contarás.
      Claro que la epidural, yo te la recomendaría, porque la verdad, sólo hablan de ella las mamás que han tenido malas experiencias, pero en general, hay muchas a las que nos va como la seda, pero no lo contamos tanto.
      Si tienes la posibilidad de ponertela, adelante, que para algo inventaron estas cosas, pero es una opción muy personal.
      Cuidate mucho guapa, besitos.

      Eliminar
  16. Me ha gustado mucho tu historia, de esa manera se más de ti y te conozco un poquito más que es bueno no jejeje.
    Tanto la parte triste como la del final feliz estan llenas de ternura y eso dice mucho.
    Gracias y besazosssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa! Me alegro de que te haya gustado, me ha costado mucho escribirlo, pero así sabeis lo que llevo por dentro y nos conocemos mejor como dices tú.
      Nos vemos por aquí y por tu Planeta, jejeje.
      Besitos.

      Eliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios, pero por favor, se respetuoso.

Posts relacionados