miércoles, 14 de noviembre de 2012

DÍA 23: LIMPIEZA DE EMERGENCIA

Siempre hay que estar preparada para una visita sorpresa de tu suegra o que, por ejemplo, te llamen al timbre los de Reforma Sorpresa y tu casa vaya a salir por la tele (oye, quién sabe, todo puede pasar...).
El caso es que en caso de emergencia siempre hay que tener un plan:
Todo hay que atacarlo por partes, para ser más efectivas. Paso a paso:
  1. Cocina: Si has seguido tus rutinas, más o menos debe estar en orden. Si no, despejamos fregadero y mostrador. Así tenemos libre el espacio por si hay que preparar algo: café, aperitivo...
  2. Salón: Como seguramente es el sitio en que estará la visita, hay que dedicarle más cuidado. Con una bolsa en la mano, ve recogiendo todo lo que sea basura. En otra bolsa puedes meter todo lo que esté fuera de su sitio, para reordenarlo más tarde. Puntos calientes: mesita de café y sofá. Si es de cristal, un limpiacristales hace milagros en dos minutos, y el sofá: coloca las mantas, cojines o cubresofá y ¡listo!
  3. Baño: Si es necesario: repasito de bayeta rápido. Comprueba que hay papel higiénico y las toallas están decentes y colocaditas. ¿Está limpio el espejo de gotas de agua?
  4. Entrada y Pasillo: ¿Hace falta un repaso de mopa? ¿Algún espejo con marcas?
  5. Prepara el café o el aperitivo: ¡¡¡Y así ya quedas como una Reina!!!
¡¡La Reina de tu casa!!
 ¿Cómo te has quedado? ¿A que es rápido? Normal, con las rutinas, hay pocos imprevistos que limpiar en caso de visitas de emergencia. Claro que si justo llaman al timbre y tienes el tiempo justo que tarda el ascensor (en mi casa es bastante, que vivimos en el piso 11), yo me centraría en el salón, que es dónde van a estar. 
¡¡Y cerrar las puertas del resto de la casa!! Jajajaja.


18 comentarios:

  1. Yo vivo en un bajo, así que tiempo 0! Jajajaja.
    En mi casa siempre hay gente, y la casa no siempre está como me gustaría, así que yo simplemente alego: "Ya sabes que con una niña..."
    Jajajajaja
    Mi princesa es excusa para todo!
    314

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esa frase que puso el otro día Srta Moneypenny: "Perdón por el desorden, los niños están creando recuerdos".
      Eso lo explica todo.
      Besos.

      Eliminar
  2. Tambien puedes llamar tu al ascensor, pulsar dos o tres pisos y ese tiemp oque ganas mientras llega o no llega y vas recogiendo ajajajajaja

    Yo dejo mi cocina recogida por las mañanas por eso que tu dices de las visitas inesperadas.

    Aunque..bueno, ya toca ir limpiando a fondo otra vezy mas desde que a torbellino le ha dado por vomitarme mocos en cada rincon de la casa justo antes de salir por la puerta poara trabajar ( sí y siempre voy tarde, asi que imagina como lo dejo...fregado pero de aquella manera y porque sino se me hincha la madera...) vamos.. que te quedas pegá al suelo como yo no friegue ya hoy. ajjjaja

    un beso guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso del ascensor, me daría otros 15 minutos, jajaja.
      Bueno, es que los niños siempre nos tienen guardada una sorpresa final antes de salir de casa. El mío suele ser hacer caca, jajaja.
      Besos.

      Eliminar
  3. jajajaja. tomo nota de la excusa de los niños XD jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, guapa, a partir de ahora... ¡estás salvada!
      Besos, cuidate mucho.

      Eliminar
  4. jajaj, suerte que a Francia no llega la reforma sorpresa! Y que tenemos bien enseñada a la gente que avisen antes de venir. Aunque me apunto, por si acaso, lo de dejarles en el salón y cerrar el resto de las puertas, jaja.
    En mi casa la excusa es la gata, pobrecita!
    Que vives en un 11?? mare mía qué vértigo!
    Muaks.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pero habrá otro similar, no??
      Sí, un gato también convalida.
      Besos.

      Eliminar
  5. Como siempre genial!!! Jajaja real como la vida misma.


    Voy a confesar, que hace bastante tiempo compré "TU CASA EN ORDEN. Guía básica de las tareas domésticas" la autora es inglesa y esta traducido, pero creo que el libro que sigues tu es más interesante, tiene muchas cosas parecidas, pero no lo he puesto demasiado en práctica (ahora estoy colorada de vergüenza)


    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, mujer, ya te llegará el día inspirador que te lance a ponerlo en marcha. Ánimos!!!
      Besos.

      Eliminar
  6. Jajaja. A mí no me gustan nada las visitas sorpresa por eso mismo... Espero que nunca vengan los de Reforma Sorpresa. (Sobre todo porque la casa no es mía y no es plan de tener que salir en la tele para que la reforma se la hagan a mi casero). Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Reforma Sorpresa no reforma casas alquiladas, ¡vaya M! Me quedé sin reforma, porque ya le hacía yo unas cositas a esta. Jajaja.
      Besos.

      Eliminar
  7. Mira, me pican a la puerta y entra una cámara de TV y me pasmo directamente!!

    Suerte que no tengo mucho cristal por ahí!! jajajaj


    Alpaca se despide con:

    Desde que el hombre existe ha habido música. Pero también los animales, los átomos y las estrellas hacen música.

    Autor: Karlheinz Stockhausen

    Mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé qué no regalarte por Navidad, vaya, tendré que anularlo todo, jajaja.
      Besos guapa.

      Eliminar
  8. Eso, eso! Ante visitas inesperadas puertas cerradas, ojos que no ven... ;)
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puertas cerradas, no hay mejor truco. Eso sí, que no sean cotillas porque estás perdida, jajaja.
      Besos.

      Eliminar
  9. jajaja, muy bueno!
    por desgracia yo si tengo muchas visitas inesperadas y encima no tengo escaleras que me den un poco de tiempo.. jejejje

    me gusta mucho tu blog. te sigo!!
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, pues añade un paso a nivel delante de casa, para que suban y bajen y se entretengan un poco, jajaja.
      Besos, muchas gracias por unirte a la locura.

      Eliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios, pero por favor, se respetuoso.

Posts relacionados