sábado, 11 de mayo de 2013

Ayudando a una mamá primeriza y otras aventuras de estos días

OPERACIÓN MUDANZA:
Sabéis que estamos de operación mudanza. Ya llevamos 30 cajas y lo que nos queda... ¡madre mía! Y eso que todos los días tiramos bolsas de papel y plástico para reciclar, basura y llevamos ropa y otras cosas a los contenedores para donarla. Creo que nos vamos a deshacer de un tercio de lo que había en casa, los otros dos tercios se empaquetan y se vienen a Francia con nosotros. Y de lo que llevamos, otro tercio va directo al trastero, ya que la casa es más pequeña, aunque todo va perfectamente etiquetado.
Fuente
ACHAQUES A LOS 8 MESES:
Con mi superbarrigota de 8 meses... al final he sucumbido, y aunque me lo estaba tomando con calma, no he podido más y me he puesto enferma (virus gastrointestinal) y con dolor de espalda bastante fuerte. Si es que estas emociones no son para una embarazada. Afortunadamente hoy ya me encuentro mejor, pero cada vez estamos más asustados de que el parto se ponga en marcha en cualquier momento con este alboroto. No tenemos plan B, la verdad. Nuestro único plan es que aguante ahí dentro hasta dentro de un mes, al menos. Yo calculo que para el 20 de junio está fuera, pero tampoco quiero que sea antes del 15 de junio. Sin embargo, estos días he tenido bastantes contracciones de Braxton Hicks, y al ser mi segunda hija, temo que el desencadenamiento del parto sea tan rápido que no nos de tiempo a llegar a dar a luz a la clínica que queremos desde Francia... ¡Un lío vamos!
Fuente
MAMÁ PRIMERIZA EN APUROS:
El sábado pasado, dio a luz una amiga a su nena en un parto de nalgas (tenéis una información muy completa sobre los bebés que vienen de nalgas en este post de La Agenda de Mamá). Estaba muy asustada porque le hicieran la cesárea, pero al final todo salió bien. Unos grandes profesionales le ayudaron a traer a su nena al mundo sin tener que perdérselo y está encantada. Aunque el jueves por la noche, me mando unos whasups porque estaba un poco agobiada. Me preguntaba si era normal que la niña llevase todo el día mamando cada 45 min o una hora... Noté que era una mezcla de agotamiento extremo y la "sopa de hormonas  que te ataca después del parto. Así que la llamé. La pobre me decía que tenía muchos bajones a lo largo del día y que luego se sentía culpable porque la niña era muy buena y se me echaba a llorar. Pobrecilla.
Le dije que estuviese tranquila, que era normal, porque ahora mismo tiene un chute de hormonas que le provoca eso, que no se sienta culpable. Se estresaba por como tenía la casa y yo le decía que eso era normal también, pero menos importante, que ahora tienen que conocerse la niña y ella, que la casa ya se irá arreglando. Que no se agobie si está todo el día en pijama y con las tetas fuera porque hasta que cogéis un ritmo, es lo normal. La pobre tenía el golpe de leche aún con durezas en el pecho (que fue lo que me pasó a mí) así que le dije lo que me enseñaron a mí: apretar los nódulos que más te molestan cuando pones a mamar a la peque.

Y recordando este maravilloso post de En nuestro nido, maravilloso post sobre el porteo contra la tristeza post parto, le recomendé que se pusiera a la peque en el fular (que se lo regalamos nosotros ; P) y así podía tener más tiempo para ella y desayunar al menos a una hora decente (me decía que le daban las 12 de la mañana sin desayunar a la pobre). Y le dije: mira, lo que necesita tu nena es a ti, lo único que conoce es el sonido de tu latido, el olor a leche y tu calorcito, así que si te la pones ahí, estará más tranquila y si le da por mamar cada poco, te la pones a la teta y sigues haciendo cosas. Al día siguiente tenía la revisión de la semana así que la recomendé que preguntase todas sus dudas a la enfermera y a la matrona, y por supuesto, que me llame cuando quiera aunque sólo sea para desahogarse.

Y me decía: "es que estas cosas no te las cuentan las que tienen niños, sólo las ves por la calle paseando tan monas como siempre". Pobrecilla, se sentía muy mal, pero le dije que claro, que si no, no tendríamos hijos, jajaja!! Y que verá como dentro de un mes todo esto le parece más sencillo. La pobre tenía una pesada carga sobre sus hombros por las expectativas que uno mismo se crea con anterioridad. Pensaba que tenía que ser todo perfecto, una casa ordenada, estar feliz de la vida todo el día, dormir y comer bien, y saber siempre lo que quiere tu nena a la primera. Pues no, en mi caso al menos, ser una recién parida primeriza no es ser así: es descubrir algo nuevo a cada minuto, tener la casa hecha unos zorros, pasarse el día en pijama y con las tetas fuera, tener pañales y toallitas por todas partes, acampar las cosas del bebé en el centro de la casa y dormir poco y a las horas que sean. Por todo ello, lo peor que puedes hacer a una primeriza es ir a visitarla en el primer mes más o menos (a no ser que vayas a plancharle la ropa y recogerle la casa o llevarle comida), pero todo eso, lo han expresado mucho mejor que yo otras mamás blogueras recientemente, os dejo sus enlaces, por si os queréis desahogar y reír un poco:

34 comentarios:

  1. Con tu amiga me he recordado a mi misma cmo madre primeriza. Los primeros meses fueron horribles, de kaos absoluto!! Jeje!!
    Le has dado buenos consejos y estoy segura de que la has tranquilizado y se ha sentido mucho mejor. Entre las hormonas alborotadas y el bebe recién nacido (que nos parece k nos vine grande...)... Es normal k este asi.
    Creo k tdas hemos pasado x ahi, no?
    Luego se olvida todo y aleeee, a x el segundoo!!! Jajajaja!!

    Yo tenia mis visitas hospitalarias y me gustaron mucho. En el hospital estaba perfecta y feliz!!
    En casa era distinto xo la verdad es que como casi tds vinieron al hospital ya no se presentaron en casa y yo lo agradecí.

    Yo tengo una amiga y desde que ha parido voy a su casa a verla y a ayudarla. Es mi amiga de tda la vida y cuando voy siempre la ayudo a recojer la cocina, la ropa y las camas xq la pobre no da xa tdo cn dos nenes y el trabajo.

    Xa tdo es necesario el sentido común. Un besazoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se quedó más tranquila afortunadamente. Sí, eso le dije, que en un mes se iba a reír de esto y que luego se lanzaría a por otro, jajaja!!!

      En mi caso, tuve a todo quisqui en el hospital y no en visitas cortas, la verdad, algunos no se marchaban hasta las 21.30-22.00 y para que no hubiese tanta gente en la habitación mi marido se iba con ellos a la sala de espera, así que no pude disfrutar de mi marido y mi bebé más tranquilos como me hubiese gustado. Y después en casa continuaron las visitas a partir de las 8 de la tarde, por lo que las odio terriblemente.

      Eso es lo que más necesita una mamá reciente, no le que le digas: "yo te cuido al bebé y así tu haces la casa...". No, no, no, eso no es ayuda, eso es morro.

      Sí, sentido común, con lo poco que hay, jajaja!!! Besos.

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo totalmente... aunque a mí me costó aterrizar varios meses... jijiji... Nosotros fuimos muy heavies y prohibimos las visitas en casa el primer mes. Y en el hospi las regulamos: exclusivamente muy allegados y 15 minutos. Mi peque era lo primero, y ella no estaba bien... así que nada de jaleos!!

    Unos consejos estupendos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué guay lo de organizar las visitas! Me encantaría, pero Babymaker es mucho más educado que yo y le da palo... jajaja!!!

      La verdad es que al menos la chica se quedó más tranquila.

      Besos.

      Eliminar
  3. Jeje que de recuerdos invaden mi cabeza, me pasó exactamente lo mismo que a tu amiga...esas expectativas del todo irreales que nos creamos y la falta de experiencia y apoyo no te lo hacen nada fácil. Tiene mucha suerte en tener una amiga como tú que le puede guiar y explicar lo que necesita oir, yo también tuve una amiga que me daba buenos consejos y te ayuda mucho a superar contratiempos...el segundo bebé, almenos en mi caso, va rodado, el colecho, el porteo y demás hacen muy fácil la labor y saber a lo que te enfrentas también.

    Y tú cuidate muuucho, ya sabía yo que esta mudanza te afectaría...un beso fuerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay cosas que nadie te cuenta, me decía. Pobrecilla. Lo único que necesita es confiar más en sí misma, sólo eso.

      Sí, en el segundo bebé todo es diferente, jejeje!

      Ya estoy mucho mejor, y vamos muy bien con todo, la verdad!!

      Besos.

      Eliminar
  4. wow!! primeriza con parto de nalgas!! que impresión!! pero se libró de la cesárea! (bien por ella!) :D
    Muchas gracias por enlazarme! si sirve a alguien la info pues yo encantada! :)
    Por cierto, no sabes lo que has hecho con ésta entrada... prepárate con las miles de dudas (al menos por mi parte) que te van a llegar que ya vemos que tienes soluciones para todo! :D
    Mejórate de tu virus y descansa! que ya para lo que les queda a las peques mejor que se esperen dentro un poquito más ;) Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, nena, ahí es nada!! Sí, porque la info es buenísima y como siempre, lo completas todo muy bien.

      No tienes que tener ninguna duda: sólo confía en tu instinto, confía en ti misma, de verdad. Tú puedes hacerlo, eres su mamá. Y no te agobies con nada, dedícate a la nena y descansa todo lo que puedas para no desfallecer.

      Recuperada y aunque un poco pesada con la barrigota, ya estamos a tope con la mudanza.

      Besos.

      Eliminar
  5. Mejorate amagic, que tiene que aguantar un mes más ahí dentro!!!
    YO tengo clarísimo que no voy a permitir visitas y se que eso va a enfadar especialmente a una tia que tengo que es muy de estar ahí encima de la criatura nada más sale. Tengo la (mala) suerte de que mis hijos serán prematuros con casi toda probabilidad por lo que en neonatos no dejan entrar a la familia, asi que tendré muuuucho tiempo para organizar las futuras visitas una vez esté en mi casa, a las que no avisaré hasta que lleve un mes y además no pienso avisar de la habitación en la que estoy jajajaja!!!! Mis padres tienen prohibido irse de la lengua cuando sus nietos nazcan aunque a ellos los avisaré en el momento claro.
    La ultima vez que fui a visitar a un bebé ya tenía casi 1 mes y la madre no era primeriza, me insistió en ir al hospital pero preferí que no. Aquí en los privados antes de subir a la habitación llaman desde recepción informando de quien va a visitarte y si quieres puedes decir que no suba y ya ellos se inventan una excusa, jijijijiji.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, sí, un mes más al menos, que tenemos que mudarnos antes de que llegue, jajaja!!!!

      Lo de las visitas cansa muchísimo, yo entiendo que todo el mundo esté deseando ver al peque... pero, cansa demasiado. Nuestro problema era que era el primer niño (en varios años) por todas las familias, así que estaban toooooooodos muy ansiosos!!!!

      Espero que puedas organizarlo todo como mejor te venga, y así puedas estar tranquila y disfrutar de tu bebé.

      Besos.

      Eliminar
  6. Oye por cierto, he pensado que si algun dia tengo un parto normal voy a hacer pegar a la puerta de mi habitación un decalogo de visitas bien grande, a ver si se dan por aludidos, yo creo que es buena idea jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Una idea SUUUUUPER BUENA!!!

      Me lo apunto, jajaja!!!

      Besos.

      Eliminar
  7. Dile a tu bebé que aguanté en la barriguita!! Mi matrona favorita tiene la teoría de que puedes pedirle al bebé que nazca en torno a una fecha que te venga bien... Por probar que no quede!! Dice que el truco está en contarle el porqué de la fecha y "acordar" con él y con tu cuerpo que hacia ese día te prepararás. Mil gracias por el cariño con que has descrito mi post sobre el porteo, lo que más ilusión me a hecho es que te viniera a la cabeza cuando una mamá se ha visto agobiada. Puedes darle un recado de mi parte? Después de 11 semanas, ya no le acuerdo de esas 2 o 3 primeras en las que todo es un caos y pareces la Marquesa de Parabere con tanto recibir gente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aguanta, la pobre aguanta, aunque casi ni cabe, jajaja!!! Pues le voy a pedir que nazca el día 15 de junio, jajaja!!!

      Claro que sí, eso le dije, que un mes o así se iba a reír de esto. Muchísimas gracias por tu post, porque ha sido la salvación para esta amiga, me alegro mucho de haberlo leído y habérselo contado.

      Besos.

      Eliminar
  8. Yo que tu me ponía a buscar un hospital en Francia por si acaso hay sorpresa!

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por si acaso, tenemos un hospital por allí cerca, no te preocupes, jajaja!!!

      Besos.

      Eliminar
  9. Wow!!!
    para empezar decirte que muchos ánimos y que a ver si tenéis suerte y aguantas hasta que lleguéis a Francia. Después de nuestra boda nosotros también tenemos que empaquetar para reformar la casa entera (nos vamos a casa de mis suegros esos meses) y también se que voy a tirar una de mierda...

    y por otro lado, tu amiga... jolín con todos estos blogs de mamis que voy leyendo y mis amigas que ya son mamás estoy cogiendo un nivelazo... luego soy yo la que le da clases a chicas de mi trabajo embarazadas y que no tienen ni idea de que existen varias posturas para dar de mamar...jajajaja! pobrecita tu amiga, muchos ánimos para ella y seguro que en cuanto se hagan la una a la otra se rie de estas primeras semanas.

    Por cierto, lo del fular este lo vi en Un bebé a bordo y está genial!!! ME LO APUNTO! jajaja

    un besazo

    El blog de lauritapurple

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, aguantaremos.

      ¡¡Que os sea leve!! Y sí, la única solución es tirar muchas, muchas cosas, todo lo que puedas, jajaja!!!

      Lo principal es salvar a las mamás recientes de una depresión postparto debido a esas expectativas de mundo ideal que nos creamos. Con el post de En nuestro nido, se ayuda mucho, es genial portear al bebé así.

      Besos.

      Eliminar
  10. Lo de la mudanza me tiene a mí también algo agobiada. Estoy esperando a tener vacaciones para ponerme a ello, porque creo que tus 30 cajas se me van a quedar corta, y eso solo en mi casa. Fijo que el roncador tiene poquitas, pero entre los dos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ánimo, que se puede con ello, sólo hace falta mucha paciencia, jejeje!!

      ¿30? Si te digo que ya llevamos 70...

      Besos.

      Eliminar
  11. Me alegro de que ya estés mejor!!! Has elegido el mejor momento para ponerte mala... Jajaja.

    Mucho ánimo para tu amiga. Seguro que lo hace genial. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno siempre se pone enfermo cuando peor le viene, es una ley de Murphy, ¿no? Jajaja!!!

      Sí, si lo hace genial, pero no se da cuenta.

      Besos.

      Eliminar
  12. Hola guapetona!! Ains dios, la mudanza.. madre mía!!! Menos mal que ya la tenéis muy adelantada!!

    Aisn, recupérate muy pronto!!! Y tu amiga, seguro que poco a poco va cogiendo el tranquillo y se apaña muy bien!!

    Un besazo guapa!!! CUídate mucho!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!!!!

      Sí, ya va sobre ruedas.

      Recuperada total!!! Y mi amiga mucho más tranquila, jejeje!!

      Besos.

      Eliminar
  13. sí, es verdad, lo de las visitas el primer mes es una pesadilla. yo las prohibí directamente, así soy.
    cuídate!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy así, pero Babymaker es más educado que yo, jajaja!!!

      Besos.

      Eliminar
  14. Ánimo con la mudanza, hacerla con una barriga de 8 meses tiene tela! Tus buenos consejos son muchos, yo te agradezco de corazón los que me has dado! Un abrazote y un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Bueno, se hace lo que se puede.

      Me alegro de que sean buenos consejos y que ayuden a la gente.

      Un abrazo enorme, con mucho cariño. Besos!!!

      Eliminar
  15. Has estado malita?? Joliiin, cuidate!
    Sigo pensando que eres una intrepida, seguro que aguantas a parir en la clinica que quieres pero hacerte una mudanza a estas alturas... valiente!!

    Lo de tu amiga lo es normal, no se como hay mujeres que se empeñan en hablar maravillas del sus primeras semanas! Yo fue llegar a casa y ponerme a llorar y no parar en 50 o 60 dias en los que me sentí fatal.. malamadre, cansada, gorda, descuidada, inutil, sucia, estudida, llorona... asi que lo dejo aqui escrito para que conste! Eso si, pasado un tiempo se le pilla el punto. ;)

    Muchos besitos guapi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me apunto a todo, jajaja!!!!

      Lamento que te encontrases así nada más dar a luz, pero es bastante normal aunque nadie lo cuente. Yo recuerdo las ganas de llorar sin motivo, aunque estaba feliz y eso desorienta mucho y luego te hace sentirte culpable... vamos, un lío mental abrumador, jajaja!!! Claro, con el tiempo, conoces a tu bebé y te recuperas.

      Besos.

      Eliminar
  16. Lo de tu amiga es supernormal.... recuerdo después de mi cesárea, aún estaba ingresada en el hospital y mis nenes en neonatos y yo estaba tan agotada-asustada-estresada y hormonada que una mañana no quise bajar a incubadoras a verlos porque me daba miedo que algo les pasara, me sentía supermala madre por no haber aguantado hasta la semana 40 de embarazo y además creía que había una conspiración contra mi y que mis nenes estaban fatal y nadie me lo quería decir... (toma ya el culebrón que me monté) jajaja, luego todo se pasa.
    Nadie nos dice que duro es esto de ser madres y cuando descubres que todo no es tan idílico pues te llevas un gran shock.
    El primer año de mis peques fué tan agotador que mi mente lo ha borrado para siempre....
    un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobrecilla, eso decía, que nos montamos un lío nosotras solas no sé ni cómo, pero luego se pasa. No, nadie lo cuenta y eso hace que te hagas esas expectativas idílicas que luego frustran tanto.

      Besos.

      Eliminar
  17. Ya llevas 30 cajas? madre mia, pero cuantas cosas teneis???jajaja animo Amagic, con lo organizada que eres seguro que sale todo perfecto (y esperemos que la nena aguante un mesecito más dentro, aunque lo mismo tiene prisa por venir porque no quiere perderse la mudanza...)
    Un besote!

    ResponderEliminar
  18. Totalmente de acuerdo. A veces lo he comentado con amigos y dicen que son tonterías eso de las visitas en el hospital y al final unos amigos nos dieron la razón, fuimos a verlos a casa tranquilamente cuando el peque ya tenía unos mesecillos, parece que todo va a ser fácil pero creo (aunq no he pasado por eso) que las primeras semanas y mesecillos son durillos, por el esfuerzo físico y por todo lo demás. A ver si la familia lo entiende..........

    Besos

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios, pero por favor, se respetuoso.

Posts relacionados