viernes, 24 de mayo de 2013

Casos Misteriosos IX

Caso nº 25:
¿Por qué decimos "me pongo a dieta que estoy hermosa"?

Resultado:
Tenemos una apreciación errónea de nuestro cuerpo. Si estás hermosa, ¿entonces qué te sobra?

Aprendemos: 
Yo:  Las curvas dan la felicidad.
Babymaker: Él sí que valora la hermosura de verdad.
Como esta reina, ¿dónde le sobra a ésta algo?
Caso nº 26: 
¿Por qué la gente se empeña en visitar a una recién parida en el hospital?

Resultado:
La gente te ve con cara de pared de hospital, en pijama, peor, en camisón, sin lavar el pelo, sin maquillar (para las adictas), con alguna parte de tu cuerpo dolorida o hinchada, te ve las tetas (seguramente) y encima, viene para quedarse toda la tarde... ¿es que no tienes tele en tu casa o algo?

Aprendemos: 
Yo:  Más vale quedar mal y de borde que tener que renunciar a los primeros momentos con tu bebé recién nacido.
Sentaos, sentaos, venid a pasar la tarde...
Fuente
Caso nº 27:
¿Por qué la barriga de una embarazada es de dominio público y la gente conocida (sólo de vista) o sin conocer siquiera se te acerca a tocarla?

Resultado:
Tengo habilidades karatekas nivel Tortuga Ninja que me hacen lanzar los brazos para evitar que me toquen la barriga. De verdad que me salen como reflejos involuntarios, pero la gente se queda un poco seca... ¡¡toma y yo de que me vengas a tocar si no te conozco de nada!!

Aprendemos:
Yo: El subconsciente es muy sabio, nuestros reflejos instintivos también. Además, viene muy bien desarrollarlos porque luego ocurre lo mismo cuando llevas a un bebé recién nacido (¡¡¡a santo de qué vas tú a tocar la cara de mi hijo o hija!!! ¡¡¡que no te conozco!!!).
Fuente

22 comentarios:

  1. Jajajaja! A mí no me sobó la barriga nadie que fuera no de confianza, pero no porque yo lo evitase, es que no me tropecé con sobones anónimos, jajaja!
    Muas!

    ResponderEliminar
  2. Pues yo prefiero que vengan al hospital, en el hospi están un ratito y santas pascuas, en casa se quedan hasta las mil, tienes que preparar merienda, ya que están se quedan a cenar, no ganas para comprar cocacolas y la gente no respeta ni baños ni momentos de lactancia ni na de na. Yo prefería estar en casita tranquila... ainss que momentos mas bonitos me has hecho recordar, ainnsss.

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí que me toquen la barriga me gustaba, es como que enternece a todo el mundo...

    ResponderEliminar
  4. jajaja... a mi chico le encanta mi barriguita cervecera!! Soy la más hermosa del mundo para sus ojos...

    ResponderEliminar
  5. jajajajajaja, será por eso q dicen q trae buena suerte tocar la barriga de una embarazada... jejejeje

    vaya,, yo siempre pensaba q la gente va a hacer la visita al hospital porq precisamente haciendolo asi se entretiene uno menos y la visita es más corta (a no ser q sea familia muy muy cercana claro)

    Buen finde!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Es que la gente tiene poco tacto y se deja llevar por convenciones sociales incómodas y EQUIVOCADAS. Lo que hemos tenido que sufrir las embarazadas y recién paridas.

    En cuanto a lo de hermosa viene de cuando la gordura era hermosura porque existía la creencia de que cuanto más gorda era la madre mejor criaba al hijo. Mentira podrida, por supuesto.

    ResponderEliminar
  7. uy, a mi lo de la barriga no me toco y menos mal porque no me hubiera molado nada eso de ser “dominio publico.“ A ver si esos aprendizajes se extienden, estoy contigo en que no tienen ningún sentido los casos. Buen fin de semana! Un beso

    ResponderEliminar
  8. Muy buenas las respuestas a los casos misteriosos. Por lo que veo hubo más, voy a mirar a ver...

    ResponderEliminar
  9. Que bueno lo del sofá de cactus jaja tendria que haber uno de verdad asi las visitas se irian rapido jaja y lo de barriga di que si que es tu tripa j...r besos guapa

    ResponderEliminar
  10. jejeje! mira que yo no tengo hijos, pero cuando a mi amiga le hicieron cesarea a las 19 de la tarde y al día siguiente (sin haber dormido, con dolores horribles) a media mañana ya tenía visitas. Y ella me lo dice "es que se pensaron que por ser el día siguiente yo ya estaba bien, y no!!!!"

    Yo que se, quizás lo mejor es ser claro con las personas y que se ofenda quien se tenga que ofender. Evidentemente los abuelos y tios (si tienes pocos) ya está bien que vengan, pero amigos, primos de primos, vecinos y la madre que los parió pues mejor que se esperen, no?

    ResponderEliminar
  11. Jajaja qué bueno! Yo no todavía no soy madre pero no sé si me haría mucha ilusión que me sobasen la barriga.

    ResponderEliminar
  12. Pues ya opinaré cuando me toque pero creo que también prefiero hospital que casa, aunque creo que dependerá mucho de cómo vaya el parto y eso no se sabe hasta el último momento! Bsss

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado el sillón-cactus. A ver si encuentro uno para ponerlo en mi casa....

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  14. Estoy segura de que las curvas dan la felicidad, ja, ja.

    ResponderEliminar
  15. a disfurtar de esas curvas ahora que tienes excusa!! jajaja

    no se de donde sacaron eso de frotar la barriga trae suerte!

    feliz finde, besotes

    ResponderEliminar
  16. Me ha quedao claro...si desvirtualizamos jajajajajajajjajj

    Moagssff

    ResponderEliminar
  17. Jajajaja, más razón no se puede tener, eso si, yo hermosa no estoy, yo más bien gorda. Esa misma percepción tiene mi hijo, que me lo dice todos los días.
    Ese sofá es ideal para las visitas sin duda, parece mentira que muchas de las visitas hayan sido madres también. Se ve que luego te entra la sed de venganza por el coñazo que t han dado y te vengas, vamos digo yo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. 1º- Estoy gorda, tan gorda que en el sofá parezco una ballena barada en la orilla...
    2º- lo que sé es que a mi casa si que no les voy a invitar...anda ya.
    3º- No, yo no me cruzado con nadie que me asaltara la barriga...tampoco lo veo para tanto... otra cosa es que me lo toquen una vez fuera...eng? Por encima de mi cadaver.

    Besos flor.

    ResponderEliminar
  19. tienes más rzón que un santo en los tres casos

    ResponderEliminar
  20. Yo nunca toco bebés porque siempre me da la sensación de que les voy a pasar alguna bacteria o algo. Jajaja. Besotes!!

    ResponderEliminar
  21. jejeje el caso 26 me indigna profundamente, la gente se piensa que queda guay y hace un favor, pero la pobre parturienta y el sufrido padre a parte de agotados me supongo que solo tienen ojos para el bebé, asi que apoyo tu teoria, más vale ser borde, "A que coño venís, si me quereis irse!" jajajaja ;)

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios, pero por favor, se respetuoso.

Posts relacionados