lunes, 16 de septiembre de 2013

¿Por qué me siento así?

Resulta que estoy buscando "niñera" que aquí llaman "nunú". Me gustaría encontrar a una mujer que le vaya hablando a Reckless en francés, para cuando entre en el cole el año que viene, ya le vaya sonando algo. Porque de momento, cuando oye hablar francés se pone a gruñir y se pone arisco. Supongo que no le guste no entender lo que le dicen. Así que la nunú tiene que entender un poco castellano, para poder entenderle cuando él exprese algo, si no, la frustración le va a convertir en un niño agresivo.
Por otra parte, si me apunto a algún curso de francés, tengo que dejar también a la Nena, y me parece muy pequeña... el sábado cumplió tres semanas, sólo!!!

El otro día tuve que ir a la universidad para reunirme con mi profesora del doctorado. Babymaker se quedó con Reckless, a la Nena me la tuve que llevar. Primero me dio apuro decirle a la profe que la llevaría, pero ella me dijo que sin problema, que en su despacho estaríamos solas y no pasaba nada. Aún así, me sentía fatal, me sentía mal por tener que dejar a Reckless y por tener que llevar a la niña. Me sentía mal porque no me gusta separarme de mis niños. Por una parte, entiendo que tengo que hacer el doctorado, que tendré que dejar a la Nena en una guarde para ir a la universidad, que tendré que trabajar y dejar que otros cuiden a mis hijos... pero eso me hace sentirme mal, fatal.

No creo que los padres tengan ese sentimiento de culpabilidad por dejar a sus hijos para ir a trabajar. Algunos sentirán hasta alivio de ir a la oficina unas horas en las que no oyes llorar ni gritar a nadie, no pisas juguetes por el suelo, puedes tomar un café sin que nadie te lo derrame por la ropa y sobre todo: puedes mantener una conversación de adultos...
Pero todo eso no tiene ni punto de comparación con que tus dos bichitos te den besos, te sonrían, te digan alguna cosa imaginativa de niño... aunque tengas siempre manchas de vómito/pis/o cosas peores en la ropa.

¿Y si están malitos? Ahí ya es horrible. Dejar a mis pobres niños malitos con alguien, cuando más te necesitan, no soy capaz.
Será que llevo demasiado tiempo sin separarme de Reckless (la última vez que fue a la guarde fue hace un año) y sólo eran 4 horas, mientras yo estudiaba el Máster.

No sé cuál es la causa, pero siento que es injusto tener que separarme de mis hijos para trabajar. ¡Es una mierda! Así de claro.

Y luego, para rematarte, encuentras artículos tan "acertados" sobre la conciliación como éste de los "super" padres... La conciliación según los "super" padres. Me ha parecido horrible.

¿Cómo lleváis vosotras estos sentimientos?

24 comentarios:

  1. Dejando aparte el artículo (hay alguna frase para enmarcar...dicho con toda la sorna posible, está claro), a mí no me parece nada raro cómo te sientes. Y tampoco me extrañaría que más de un padre se sienta así también, ¿por qué no? Siempre lo digo, me gusta mi trabajo, pero no mi jornada laboral, y daría lo que fuese por trabajar solamente 3 horas al día. Pero chica, así de mierdoso está montado todo...Arrrg!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Para enmarcar? Son unas burradas que no sé cómo se atreven a escribirlo...
      Menos mal que no es raro. Eso es, una jornada laboral muy corta y un sueldo muy alto, es lo ideal, jajaja!!!

      Besos.

      Eliminar
    2. Enmarcar irónicamente, of course!

      Eliminar
    3. Sí, lo entendí, jajaja!! Pero es tremendo. Un beso.

      Eliminar
  2. Ayer justo lo hablaba con una amiga embarazada que tendrá que llevar a su peque al a guardería cuando acabe su permiso de maternidad. Yo no sería capaz. En enero me tocará volver a mandar CV e intentar reincorporarme al mundo laboral y sólo de pensarlo me da una penita... Seguramente al ser tan pequeños no se den ni cuenta (imagino que es peor con niños algo más grandes) pero yo si me doy cuenta y lo pasaría muy mal :(
    Es antinatural tener que separte de tu bichito :'(. En fin, mucho ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es durísimo, de bebé apenas se enteran. Reckless se quedaba super tranquilo y yo me iba llorando. Pero la verdad es que él lo pasaba bien, aunque yo le echase muchísimo de menos.
      Ánimo con la vuelta al trabajo, aunque... no tengas prisa.

      Besos.

      Eliminar
  3. no he leído el artículo, ahora lo haré. Pero yo también he tenido que llevar a mi hija pequeña a la universidad para hablar con algún profesor, ya que la mayor estaba en guardería, y la pequeña era recién nacida. Pero nunca me pusieron pegas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No merece la pena que pierdas el tiempo, la verdad.

      Sí, si la profesora no me pone ninguna pega, y la verdad es que la Nena se comporta, más o menos.

      Besos.

      Eliminar
  4. Supongo que el sentimiento de culpa es normal, máxime cuando estás acostumbrada a estar todo el día con tus pequeños. Creo que es algo por lo que pasan todos los padres pero seguro que encuentras la manera de compensarlo, que tú eres muy ingeniosa. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero encontrar la forma, gracias por los ánimos.

      Besos.

      Eliminar
  5. Para Papimelli dejar a nuestros hijos con siete meses en la guardería era poco más que una suerte o una forma de poder desconocetar e irme a trabajar, para mi era un gran trago.
    De hecho en julio él iba a estar fuera todo el mes y me dijo: dejalos hasta las 17 y así estás más tranquila, sinceramente no se como cree que yo puedo estar más tranquila tumbada en el sofá por la tarde y los peques en la guardería sin necesidad.
    El sentimiento de culpa es normal, estamos programadas para cuidar de nuestros vástagos y nos estamos imponiendo cosas como trabajar para ser mujeres liberadas y demás cuando muchas veces lo que realmente querríamos es estar en casa con ellos. Sinceramente lo queremos todo y todo no se puede, asique solo nos queda el sentimiento de culpa... un besote y seguro que tu puedes compesarle con creces ese tiempo que no vas a pasar con ellos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A eso me refiero. Los papas lo ven como que te "liberas" un rato. Pero lo pasamos peor que todo agobiadas con los dos llorando a la vez, jajaja!!!

      Sí, debe ser algo así como una programación.

      Besos.

      Eliminar
  6. Animo guapa, ya veras como poco a poco todo fluye! Yo pensaba que cuando la peque empezara la guarderia (en alemán) iba a ser complicadisimo, porque hasta ahora no ha tenido apenas contacto con el idioma (no lo hablamos en casa, ni con los amigos...) y aunque solo tiene 20 meses habla mucho y muy bien y le gusta expresarse y que le entiendan. Y sin embargo, no ha habido ningún problema y va encantada. Igual ahora gruñe por todo el cambio, y porque asocia el idioma a todo lo que esta pasando, pero seguro que poco a poco va todo genial, sea cual sea el contacto que tenga con el idioma. Aqui,para los extranjeros, en los centros de atencion familiar, ofrecen cursos de idiomas a los que se puede ir con niños, no se si por ahi podra haber algo parecido. Y respecto a conciliar... pues si, es complicado. Pero creo que a veces el sentirnos mal tambien esta en nuestra cabeza. Sentimos que siendo madres debemos estar para ellos ahi todo el tiempo, que necesitan a su madre independientemente del padre... Y si el padre nos ayuda y se involucra como nosotras, creo que los peques pueden estar tan bien con nosotros como con ellos (excepto LM etc, claro) y no tenemos que sentirnos culpables por compartir las tareas de maternidad y crianza con el padre. Nosotros lo hacemos y creo que redunda en el beneficio de los tres, no solo mio, sino tambien de la peque y del padre. Un besazo y espero que poco a poco podais ir encontrando vuestras nuevas rutinas y te sientas mejor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os contaré qué tal va el niño cuando empecemos el mes que viene. Supongo que aprenda francés más rápido que yo...
      Sí, me siento mal porque creo que debo sentirme mal también, está programado, jajaja!

      Ya os contaré. Besos!!

      Eliminar
  7. Tiene que ser muy duro, sobre todo porque llevas mucho tiempo sin separarte de ellos. Reckles también me gruñe a mi y le hablo en castellano, jeje. Con esto quiero decir, que es normal que al principio todo le suene raro, pero no le costará hacerse y dentro de nada estará contandote cositas en francañol!
    Yo sé que lo vas a hacer genial, y compensarás con creces todo ese tiempo que no estés con ellos.
    Pero es normal que te sientas culpable, piensa que lo haces por su bien.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se ha vuelto muy gruñon, pero es que este año ha vivido muchos cambios: cambiar de país, de idioma, tener una hermana, quitar el pañal, empezar "la guarde"... Para tener 2 años y medio le estamos pidiendo muchas cosas en poco tiempo.
      Besos!!

      Eliminar
  8. Es normal Amagic, eso te pasará con cada uno de tus hijos, pero la pequeña apenas tiene 3 meses (que susto cuando leí 3 semanas jajaja) y eso es realmente poco y con reckless llevas mucho tiempo unida, el factor hormonal y la condición de mujer y madre no ayuda. A mi mi profesor de música de la facultad me deja llevar al baby cuando nazca, pero aquí el padre dice que nanai.,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ahora tiene 3 meses, pero conoció a mi directora de tesis con 1 mes, jajaja!! Muy precoz en la uni, jajaja!! Como tu baby!!

      Besos.

      Eliminar
  9. Yo creo que es más que normal que te sientas mal, pero también creo que con el tiempo (como a todo en esta vida) te acostumbraras, te dolerá dejarlos un rato pero sabrás que vas a volver con ellos, y si estas confiada de que están en buenas manos todo será más sencillo, trata de buscar una guarde que te inspire mucha confianza lo mismo que la niñera.
    Y por el frances de seguro el primer día de guardería regresará con alguna palabra nueva en ese idioma, ellos son esponjitas super absorbentes.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será cuestión de tiempo. Si veo que los niños están contentos se me irá pasando.

      Besos.

      Eliminar
  10. Tranquila. ES normal. Desde que soy madre me siento culpable por todo y tengo un millón de contradicciones. Pienso: "Que bien ir al trabajo y tener una conversación de verdad" y al segundo siguiente "Cómo puedo pensar eso con los dos niños preciosos y buenísimos que tengo que me adoran y quieren estar conmigo todo el tiempo. Cómo puedo ser tan mala persona". Siento que les dedico poco tiempo, pero por otro lado, que no pueden estar todo el día pegados a mi falda porque al menos tendré que dejar limpia la cocina; que necesito sentarme en el sofá cinco minutos a descansar, pero que ellos no tiene la culpa de que haya tenido un mal día y necesitan parque; Que están en buenas manos, pero que en las mías estarían mejor... En fin, todo el rato ahora negro, ahora blanco. Supongo que no se puede evitar. Ánimo, ten en cuenta que los peques SIEMPRE van a preferir estar con su mami, pero eso no significa que estén mal o que no se lo pasen bien con otras personas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, tenemos doble personalidad, jajaja!!!

      Iremos superándolo, besos.

      Eliminar
  11. durante años se ha luchado para que la mujer tuviera un sitio en el mercado laboral pero todo tiene un precio... ahora te preguntas como lo hacian antes cuando solo trabajaba el marido y tenían tres hijos... en casa siempre había alguien a quien dejarlos...

    paciencia! besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, quizá era mejor cuando se podía vivir sólo con un sueldo y alguien de confianza criaba a los niños: ¡¡su mamá!!
      Pero por otra parte, me gustaría acabar el doctorado...

      Es muy complicado!!! Gracias, besos.

      Eliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios, pero por favor, se respetuoso.

Posts relacionados