jueves, 17 de octubre de 2013

No compares a tus hijos...

Las "nuevas tendencias educativas" dicen que comparar a tus hijos es muy malo, porque puedes dañar su autoestima. Pues aquí toda una generación de niños dañados que ahora somos madres y padres, comenzaremos a aplicarlo. Pero está en nuestros genes grabado: "mira qué bien se porta tu hermana, no como tú", "mira qué buenas notas saca tu primo, no como tú"... Y así todas esas frases maravillosas que nos dedicaban nuestros padres/abuelos y demás personas simpáticas que te alegraban el día, muchas veces acompañado de un buen pellizco de mejilla, de esos que tanto hacen disfrutar a las viejas (con perdón).
Si es que... entre esto y los columpios de hierro oxidados y con esquinas, debemos ser de las generaciones más duras de la historia, jajajaja!!!

Pues eso, que no compararé a mis hijos, ni les diré ese tipo de cosas. Pero internamente no puedes dejar de comparar cómo eran las cosas con tu primer hijo. No para bien ni para mal, no para hacer un juicio, si no porque es tu experiencia previa como madre y lo tomas como referencia.

Reckless mamaba cada 2 horas día y noche, desde que nació hasta los tres meses. Entonces empezó a dejarme alguna toma de 4 horas, aunque no siempre... Fue agotador. Afortunadamente vivíamos en casa de mis padres y mi madre me ayudaba mucho, con lo que podía dormir alguna siesta extra y así no parecer tanto la mujer zombi. Hacía caca cada 12 horas, a las 6 de la tarde y a las 6 de la mañana. Sí, como un reloj. Lo malo es que al cambiarle el pañal a las 6 de la mañana se espabilaba y ya estaba un rato despierto... ¡me moría de sueño! Con tanta caca, rara era la vez que no se manchaba el body, o el pijama, o el cambiador... con lo que ponte a frotar aquello para que no se seque, que luego no se quita. Cuando no eran cacas voladoras, te caía una lluvia de pis. Que oye, dicen que cuando un niño te mea es que vas a ir a su boda... pues mi hijo va a casarse más de 100 veces, no voy a poder aprenderme los nombres de todas sus exmujeres, jajajaja!!!!
Con pocas semanas le puse el chupete. Lo cogía para dormirse y en cuanto se quedaba dormido lo escupía. Le salió el primer diente con 11 meses, y al año ya se despidió del chupete. Raro, muy raro. Pero mejor para nosotros. La verdad es que no era un bebé llorón, apenas le oías llorar. Eso sí, si le entraba hambre, tenías exactamente 5 segundos para sacar la teta y ponérsela en la boca.
Antes de los 6 meses se arrastraba por el suelo en plan comando, investigaba a su aire por el salón, por el pasillo... era muy divertido, pero había que tener mil ojos. Aunque, por otra parte, nunca ha tocado un enchufe ni abierto armarios ni cosas por el estilo.

La Nena, es un chollo. Es muy dulce. Desde el principio ha hecho menos tomas que su hermano. Desde los 2 meses duerme noches de 8 horas, en las peores noches duerme 6 horas del tirón (lo sé, me vais a odiar, jajaja). Yo digo que es un bebé chollo. De esos que la gente te cuenta que hay pero que tu te crees menos que los unicornios... Pues sí, es verdad, y me ha tocado uno. Además la segunda, con lo que el entrenamiento de guerra ya lo he recibido y ahora tengo un bebé "compatible de hijo segundo", porque te deja tiempo para cuidar al primero también.
Hace caca cada 3 días. Sí, es normal. Se lo pregunté al pediatra corriendo, porque hay tanta diferencia... Parece que es normal desde hacer caca en cada toma (como le pasaba a mi sobrino, sí, el del bautizo) hasta cada 3 ó 4 días. Así que no manchamos ropa, nada. Difícilmente recuerdo frotar algún body. Como es niña, si hace pis cuando le cambias el pañal no hay tanto peligro, pues encima... no recuerdo más de dos veces que haya hecho pis al abrirle el dodotis.
El chupete... no es que yo crea que un bebé debe llevar chupete, pero cuando viajas en coche y la Nena llora, viene muy bien poder ponerle algo en la boca. Porque sí, ponerle la teta en la boca cuando va atada en la sillita del coche es muy difícil... no imposible (que ya lo he hecho en dos casos de desesperación absoluta, y eso que no practico yoga... jajaja). La cosa es que mi abuela, empeñada, le empezó a untar el chupete en azúcar y miel hasta que la niña le cogió gusto. Después he sabido de lo peligroso que es darle miel a un bebé tan pequeño, mea culpa, no lo sabía. Al final, con 3 meses ha empezado a usar chupete. Y le gusta bastante. Se lo pones, le das una tela que huela a su mamá y se duerme, ¡¡es un tesoro!!
Confieso que esta niña llora más que su hermano. Ahora no estoy en casa de mis padres y a veces estoy haciendo alguna cosa o atendiendo al mayor y la pobre tiene que esperar un poquito hasta que llego a cogerla. Pero tampoco se le puede llamar llorar, son como grititos en plan: "eh! que estoy aquí! cógeme! cóoooogeme!". Y va subiendo el tono poco a poco.
La dejo en el gimnasio desde los 3 meses, y o bien se rota como las agujas de un reloj o bien se da la vuelta de boca arriba a boca abajo y al revés. Creo que trae la misma marcha que su hermano, así que en breve la vemos por ahí arrastrándose, ya verás.

Esto está mal, pero es imposible no comparar a tus hijos. 
Al menos interiormente. Seguiremos informando.

10 comentarios:

  1. Sí, interiormente no es que compares como tu has dicho por mal sino porque ves cómo es cada hijo y por supuesto, en algunas cosas se parecen , en otras no y por eso te das cuenta quien come más, quien duerme más,...y si se dice no es por comparar sino por comentar que cada uno es como es...
    bss,

    http://quedateenminube.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Esque lo normal es comparar internamente aunque no verbalices esa comparación, yo llevo haciéndolo desde que nacieron porque son tan diferentes que me sorprende hasta que sean hermanos, si sus pautas de sueño ni las de alimentación ni sus carácteres, lo que me sirve para uno no me sirve para otro y eso es perfecto porque demuestra que cada uno somos un mundo. un besote

    ResponderEliminar
  3. Supongo que es imposible no comparar...Peque tira más a Reckless que a tu Nena, jajajaja! (no sabía lo del pis y las bodas, qué curioso!!).
    Muas!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, pero las comparaciones son inevitables... Otra cosa es que los compares con ellos delante pero, según crezcan, también verás cosas que tiene Reckless mejor que la nena y viceversa. Cada persona es un mundo así que no comparar es imposible. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Una cosa es comparar sus ritmos de sueño, de comida etc. Y otra cosa, comparar en plan "tu hermana es más lista que tú", que eso, estoy segurísima que no lo harás.
    Se te ha olvidado decir lo guapos que son los dos, lo sociable que es Reckles, y las sonrisas que suelta la peque!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué diferentes! Has tenido mucha suerte con la peque, felicidades.

    ResponderEliminar
  7. Yo quiero una dulzura como la tuya , yo he tenido dos pequeñas guerrilleras, no estoy comparando no...;)
    Mientras que no le digas al niño lo bien que se porta su hermana, no creo que tenga ningún daño traumático de esos que nos hicieron a nosotros cuando peques ;D
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  8. Fijate, yo creo que no los comparo mucho... al menos eso creo, que luego lo mismo hago otras cosas, como ceder más con el pequeño y esas cosas... pero comprar creo q no lo hago. A mi no me gusta nada, mira, yo he sido hija unica, pero luego me han comparado con todo el mundo. Es un coñazo, ya te lo digo yo. Por eso creo que no lo hago mucho.

    ResponderEliminar
  9. Mi nena como la tuya, un chollo, un unicornio en toda regalo. Justo ahora voy a publicar una entrada sobre lo bien que come y duerme! No puedo comparar con hermanos ya que es la primera pero comparando con hijos de amigas me da la impresión de que me ha tocado la lotería!!
    Besos y otros para tus hijos que siendo diferentes suena a que son los dos una maravilla y una ricura!!!

    ResponderEliminar
  10. Creo que todas, interiormente, para nosotras mismas, comparamos, y yo no lo veo mal, siempre y cuando no lo digas en voz alta, y hagas la comparación entre ambos a viva voz cuando ellos están presentes (aunque la nena aún no lo entienda). Yo ni siquiera le dejo a mi marinovio que haga comparaciones estando los dos juntos.

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios, pero por favor, se respetuoso.

Posts relacionados